Pensamiento Noajida es una plataforma digital que se enfoca en promover el estudio y la difusión del Noajismo. Una identidad espiritual, dentro del judaísmo, que se basa en la observancia de los siete mandamientos universales dados por Dios a Noé después del Diluvio y confirmados en la Torah de Moshé.

El Noajismo es un movimiento que se enfoca en la ética, la moral y la espiritualidad, y busca fomentar el crecimiento espiritual y la conexión con Dios. Pensamiento Noajida propende a crear un espacio de diálogo y reflexión para aquellos interesados en el Noajismo.

A través de este sitio web y las redes sociales, compartimos artículos, videos y otros recursos que abordan temas relevantes para la comunidad Noajida. Además, Pensamiento Noajida busca crear comunidades de personas que comparten la misma fe (Emuná) y la visión del mundo Noajida.

Dona a través de Paypal al usuario mehirshalom@gmail.com o haciendo click en el botón Donar


El Noajismo NO es un movimiento Anti-cristiano

 El cristianismo se tambalea por sí solo


Las críticas al cristianismo se extienden a las creencias cristianas, a sus enseñanzas, historia, actividades y actitudes. A lo largo de la historia del cristianismo, se ha criticado a Jesucristo, a la Biblia, al cristianismo mismo, a la Iglesia, a los cristianos y a otros elementos del cristianismo.

Varias áreas de estas críticas también incluyen las propias escrituras, la ética de las interpretaciones bíblicas que han sido usadas históricamente para justificar ciertas actitudes y comportamientos.

También está la cuestión de la compatibilidad de la religión con la ciencia y otras doctrinas cristianas. Las críticas provienen de distintos grupos religiosos y no religiosos, algunos de los cuales fueron cristianos. La respuesta formal de los cristianos a estas críticas se describe como apología cristiana. (tomado de Wikipedia)

Las ideas de la interpretación literal, infalibilidad bíblica y los principios de su plataforma doctrinal son rechazadas por la mayoría de los cristianos, sobre todo en los jóvenes; que se identifican como cristianos aunque con serias dudas y cuestionamientos a la doctrina cristiana.

En estudios estadísticos realizados en iglesias cristianas de los Estados Unidos se ha encontrado que más del 70% de feligreses desconocen la plataforma doctrinal de la congregación, o no estaban de acuerdo con lo que se predicaba desde el pulpito. La gran mayoría ni siquiera lee la biblia.

En España, por su parte, en el año 1978, el porcentaje de católicos declarados era del 90,5% de la población, mientras que en octubre de 2021 era del 55,4%, la cifra más baja de la historia. Este fenómeno se repite por toda América Latina, cuyo factor más prominente son los llamados cristianos no-practicantes, titulo bastante discutido por cierto, porque se es o no se es.

Visto de esta forma, el noajismo no es una antítesis del cristianismo, pues no es la esencia de los Bnei Noaj, ni es su responsabilidad exponer a la luz los errores  y las incoherencias de lógica, que se suman por montones, para tratar de "convencer" a los cristianos de su error. Los mismos creyentes afirman que existen tantos errores a lo largo de los siglos que no se puede conocer a ciencia cierta el texto original y que además la traducción es muy difícil.

Autores contemporáneos como Dagmar Winter y José Antonio Pagola,  afirman que ya desde finales del siglo XIX, habían sido escritas cientos de Vidas de Jesús. Algunas de ellas son puramente sensacionalistas: no se produjeron debido a los nuevos datos que habían aparecido, sino debido a que algunas personas leían e interpretaban los evangelios de distintas maneras.

En general los autores siempre se han topado con vacíos históricos o referencias de autores externos que confirmen lo planteado en los evangelios, sin mencionar las contradicciones de un evangelio a otro. Por otro lado, ningún evangelio ha podido pasar la prueba de ratificarse en la Toráh judía y esto muy a pesar de que se considera que el cristianismo surgió desde la misma Israel, pero con una doctrina contraria a la tradición judía.

Lo cierto del caso es que muchas versiones de la biblia cristiana toman como fuente el Códice Alef (Codex Sinaiticus) que no es más que un manuscrito de la traducción griega del siglo IV. Por otra parte, otros grupos hebreo-cristianos utilizan la versión aramea de la Peshita la cual data del año 435 de la Era Vulgar en Edesa. la versión aramea de Edesa, la cual se propagaría en todo el Medio Oriente se daba a entender que tan solamente se guardarán de impureza sexual, pero en ningún momento los textos arameos que circularon en Medio Oriente se hacía mención la palabra ‘ídolos’, mientras que en el Códice Alef si hay una referencia explicita de la prohibición de los ídolos. Es decir, para el cristianismo occidental estaban prohibidos los ídolos greco-romanos, mientras que para el cristianismo oriental tan solo estaba prohibida la impureza sexual y de forma tácita estaba permitido el culto a los ídolos. Nuevamente existe la problemática del Nuevo Testamento en que sus textos no se ponen de acuerdo, por lo que da como resultado que tal texto no es inspirado divinamente.

De hecho, el verdadero origen del cristianismo, como religión oficial, se da apenas en el año 324 de la Era Común, con el Concilio de Nicea convocado por el Papa Osio de Córdoba y el emperador romano Constantino. Las conclusiones de este concilio, constituido por 30 obispos fueron aprobadas a la fuerza, so pena de exilio y otros castigos. Aunque con algunos detractores como los arrianos y otras vertientes cristianas que no comparten la totalidad de los enunciados aprobados en estas series de concilios. Por eso es que el cristianismo contiene más elementos romanos y griegos que del mismo judaísmo. 

Lo que se pueda destacar de las cartas Paulinas es, casi en la totalidad, una referencia al zoroastrismo que Saulo de Tarso enseñaba además de  la desobediencia a la Toráh bajo la figura de Cristo.

Por lo tanto, hoy en día, los mismos cristianos se consideran a sí mismos creyentes más por un dogma de Fe, que por una conciencia racional, antropológica e histórica que confirme su creencia. Y así las cosas, es tan difícil de hacer entender el noajismo para estas personas, como si un astronauta, en la Estación espacial, quisiera "convencer" de su error a un terraplanista.

Definitivamente, el noajismo no es un movimiento anti-cristiano. Ante todo porque no es una religión, y no es un constructo tan contemporáneo como para enfocarse en ese tema. El concepto de noajidas es mucho más antiguo que la aparición del cristianismo, pues 6 de los 7 preceptos universales comenzaron a aplicarse en el mundo desde la Era de Adán y fue añadido un Séptimo precepto a partir de la generación de Noé, posterior al Diluvio. Todas las referencias a estos 7 Preceptos se encuentran documentadas en la Mishné Toráh entregada a Moisés en el Monte Sinai, delante de millones de personas.

Comentarios