Pensamiento Noajida es una plataforma digital que se enfoca en promover el estudio y la difusión del Noajismo. Una identidad espiritual, dentro del judaísmo, que se basa en la observancia de los siete mandamientos universales dados por Dios a Noé después del Diluvio y confirmados en la Torah de Moshé.

El Noajismo es un movimiento que se enfoca en la ética, la moral y la espiritualidad, y busca fomentar el crecimiento espiritual y la conexión con Dios. Pensamiento Noajida propende a crear un espacio de diálogo y reflexión para aquellos interesados en el Noajismo.

A través de este sitio web y las redes sociales, compartimos artículos, videos y otros recursos que abordan temas relevantes para la comunidad Noajida. Además, Pensamiento Noajida busca crear comunidades de personas que comparten la misma fe (Emuná) y la visión del mundo Noajida.

Dona a través de Paypal al usuario mehirshalom@gmail.com o haciendo click en el botón Donar


La plegaria perfecta

 

¿Te gustaría saber rezar y asegurarte de que tus plegarias sean respondidas? Esto es posible, pero primero tenemos que aprender qué es la plegaria perfecta.

La persona que sabe que Hashem es pura compasión sabe que Él responde a nuestras plegarias por espiritualidad. Porque cuando Él responde nuestras plegarias espirituales, Él está revelando el propósito de la creación. Es por eso que Moisés rezó por los judíos durante el episodio de los espías: “Por favor, perdona el pecado de esta nación en conformidad con la grandeza de Tu benevolencia, y tal como has perdonado a esta nación desde Egipto hasta ahora” (Números 14:19).

Moisés Le dijo a Hashem: “Así como los perdonaste en el pasado, perdónalos también ahora”. ¿Qué clase de argumento es ese? Al contrario! Si después de todas las veces que Hashem los perdonó, volvieron a pecar, entonces ¿por qué habrían de merecer que Hashem los perdone otra vez?

Moisés sabía perfectamente que Hashem quería perdonar a la nación de Israel porque Él quería que ellos hicieran teshuvá. Moisés no pidió que los perdonara debido a que ellos lo merecieran, sino porque ellos no se lo merecían! Moisés sabía que, al perdonarlos, Hashem revelaba Su compasión. Moisés estaba invocando la compasión Divina.

Hashem aceptó el pedido de Moisés y los perdonó. Pero la Guemará va un paso más allá y dice: “Hashem le dijo a Moisés: ‘Moisés, tú Me has revivido con tus palabras’ (Brajot 32ª).

¿Qué quiere decir “revivir” a Hashem?

Hashem le dijo a Moisés: “Mi voluntad es perdonar y tener compasión a la nación de Israel. Pero no puedo perdonar sin que ellos recen. Esto es una ley espiritual. Por eso, tus argumentos Me ‘ayudaron’ a perdonarlos tal como deseaba. Por lo tanto, tú, Moisés, Me has ‘revivido’ con tus palabras!”.

Todo el que Le pide a Hashem ayuda en su crecimiento espiritual está haciendo realidad la voluntad de Hashem, ya que no hay nada que Hashem ame más que darnos Torá, emuná, y acercarnos a Él.

O sea que cuando pedimos emuná, la capacidad de rezar, de estudiar Torá, de acercarnos a Él, estamos cumpliendo con Su voluntad.

Esta clase de plegaria siempre trae salvaciones, porque es la plegaria perfcta. Es una plegaria sin intereses personales, que es única y exclusivamente por poder cumplir con la voluntad de Hashem.

Hashem creó al ser humano para que este Lo sirva y se acerque a Él. Por eso, cada vez que rezamos para liberarnos de nuestra naturaleza animal y para acercarnos a Él, estamos rezando para cumplir con Su voluntad y cumplir con Su honor, vale decir, que Sus hijos sean como Él quiere que sean.

Que Hashem nos ayude a acercarnos a Él y a hacer siempre Su voluntad, que Su soberanía y compasión se revelen a todo el mundo. Amén!

Comentarios