Pensamiento Noajida es una plataforma digital que se enfoca en promover el estudio y la difusión del Noajismo. Una identidad espiritual, dentro del judaísmo, que se basa en la observancia de los siete mandamientos universales dados por Dios a Noé después del Diluvio y confirmados en la Torah de Moshé.

El Noajismo es un movimiento que se enfoca en la ética, la moral y la espiritualidad, y busca fomentar el crecimiento espiritual y la conexión con Dios. Pensamiento Noajida propende a crear un espacio de diálogo y reflexión para aquellos interesados en el Noajismo.

A través de este sitio web y las redes sociales, compartimos artículos, videos y otros recursos que abordan temas relevantes para la comunidad Noajida. Además, Pensamiento Noajida busca crear comunidades de personas que comparten la misma fe (Emuná) y la visión del mundo Noajida.

Dona a través de Paypal al usuario mehirshalom@gmail.com o haciendo click en el botón Donar


La Expansión del Cristianismo: Las Cruzadas y la Inquisición

 Por el profesor Carlos Sánchez.


El profesor Carlos Sánchez hace parte de la Comunidad Noajida Bnei Noaj del Ecuador. El rabino Tomer Rotem es emisario del Rebe de Lubavitch para Quito, Ecuador. Desde el año 2008 desempeña su labor con las familias judías de Quito a través de la Fundación Casa Jabad del Ecuador y desde el año 2012 se ha ocupado de enseñar las Siete Leyes de Bnei Noaj a las personas no judías.

Al hacer un recuento histórico de cómo fue que se desarrolló la expansión del cristianismo por el mundo, no estamos pretendiendo atacar puntualmente a las personas cristianas, sino de publicar datos y estudios comprobados de lo qué en verdad ocurrió con el cristianismo, como religión, como teología. Esto podría contribuir, de alguna manera a clarificar las ideas del por qué el concepto de los Bnei Noaj, o como movimiento noajida, se está haciendo tan popular hoy en día. Es muy importante para cualquier persona, indagar y cuestionar el origen de sus creencias, para darse cuenta, por sí misma, si están en el campo de lo verdadero o de lo no-verdadero.

A grandes rasgos, el cristianismo surgió como una secta judía, principalmente, ya que hay una marcada diferencia entre lo que enseñaban los cristianos en Jerusalén y lo que se enseñaba en otras provincias, principalmente por fuera de Israel, en el exilio. La enseñanza cristiana para judíos se enfocaba básicamente en el mesianismo de Yesú, no en la idea de hijo de Dios como lo hizo Saulo de Tarso (apóstol Pablo) en el extranjero. Una enseñanza para los judíos y otra para los gentiles, hasta el punto que, como narra el capitulo 15 de Hechos de los Apóstoles, fue necesario realizar el primer Concilio para determinar lo que se debía hacer en un caso o en otro según el origen de las personas que ingresaban a su grupo y la principal discusión giraba en torno a la circuncisión. (Algunos estudiosos comentan que, incluso, la alusión a los 4 requisitos que se les exigiría a los gentiles es una referencia a los 7 principios de Noaj, que ya existían en el judaísmo y que eran de conocimiento de todos).

Se pueden diferenciar tres períodos evolutivos en la ideología cristiana que parten desde el monoteísmo (judío), pasando luego por la inclusión de distintas creencias y cultos extraños, esta fue la generación de Enoch, dando lugar a todo tipo de idolatrías. Y finalmente, el periodo del imperio romano, con la injerencia en política, Concilios, dogmas y las consecuencias a que esto condujo con las guerras y las persecuciones para poder implantar una sola religión "oficial" con fines al control social por parte del Estado. De aquí la importancia de saber diferenciar entre lo que es Religión y lo que es una Identidad Espiritual.

A diferencia de la teología de la dispensación del cristianismo, en donde los pactos con Dios se van subsiguiendo anulando uno para dar lugar a otro, en el judaísmo es bien claro que el pacto de Dios con Adán siguió vigente incluso luego del pacto con Noaj, en donde se  agregó un séptimo precepto a los 6 que ya existían. Estos pactos siguieron vigentes aún con el pacto de Moisés, en donde se ordenaron preceptos para el pueblo judío (no para las naciones) y se continuó con la tradición de los 7 preceptos de Noaj para el resto de naciones no-judías. Esto se encuentra en el Talmud en muchas referencias y hace parte de la tradición oral judía, por lo que no es un concepto "moderno" ni, mucho menos, un invento de rabinos.

Históricamente, el grupo primigenio de judíos que siguieron las enseñanzas de Yesú no tardó mucho tiempo en separarse definitivamente del judaísmo ya que lo que se profesaba ahí iba en contra de lo que se ordena en la Toráh, razón por la cual fueron expulsados de las sinagogas y, consecuentemente, dejaron de cumplir el shabbat y otras mitzvot para vivir de acuerdo con la nueva religión que estaban formando. 

Esto sucedió alrededor del siglo I y siglo II pero hay que resaltar que las fechas no son exactas ya que ha resultado imposible determinar con exactitud la cronología de Yesú. Posteriormente, con la participación del emperador Romano Constantino, se realizó el primer Concilio, en Nicea, año 325 EC, posteriormente habrían muchos otros, en los cuales se dictaminó el dogma cristiano, iniciando, de este modo la oficialización de la religión cristiana, con muchos anexos de otras tradiciones como el Mitraismo, el Zoroastrismo, el Gnosticismo de Platón, entre otras.

Lo que caracterizó al cristianismo, desde sus inicios, es que no tuvo una identidad concreta, unificada. Lo que hacían los distintos pueblos donde se expandía esta enseñanza era adaptarla a sus costumbres paganas. Tal es el caso del Maniqueísmo con la eterna lucha entre el bien y el mal, como fuerzas opositoras entre sí. Esto, desde el punto de vista de la enseñanza de la Toráh es un concepto completamente errado, ya que se considera a Dios como un ser Uno y Único del cual procede todo lo que existe, no hay absolutamente nada fuera de Él y todo es bueno, conforme a Su naturaleza Divina que es puro Amor. 

Prueba de esta pluralidad de conceptos al interior del cristianismo es que cuando se celebró el Concilio de Nicea, obispos como Arrio fueron declarados herejes al no compartir la creencia de la supuesta divinidad de Yesú, así como su muerte y resurrección, algo que era esencial para el establecimiento de esta religión. Ante esto, el emperador Constantino amenazó con el exilio y otros castigos a quienes se opusieran a firmar dicho Concilio.

Cronología de acontecimientos:

En el año 313, el emperador Romano Constantino, legalizó la religión cristiana, con el Edicto de Milán.

En el 321, se instituyó el día domingo como el Día del Sol (en honor al dios Sol -sunday) y posteriormente, en el Siglo XVI, con el concilio de Trento, se obligó que ese día sería santificado por los cristianos también y no el día de shabbat como lo venían haciendo.

Aunque el turco Saulo de Tarso, conocido como Pablo, predicó que no habría días para santificar, la iglesia posterior adoptó la idea del domingo como supuesto día de la resurrección de Jesús (lo cual no encaja ya que debía resucitar al tercer día, y si murió un viernes el domingo apenas es el segundo día).

En el año 325, en el concilio de Nicea, Constantino El Grande crea el cristianismo como religión obligatoria. Esto con el único fin de unificar el ya deteriorado Imperio Romano que se había sumido en todo tipo de paganismos y necesitaba una fuerza espiritual que perpetuara el Imperio.

En el 327, Constantino conocido como el apóstol 13 y emperador de Roma, ordena a Jerónimo traducir la versión Vulgata en Latín, (pero Jerónimo desconocía el idioma hebreo) cambiando los nombres propios y palabras hebreos, adulterando las escrituras. Esta mala práctica condujo a otros escritores y traductores a quitar y poner textos y palabras con el fin de agraciar las intenciones del rey de turno.

Hacia el año 350, con la caída del imperio, el emperador Teodosio I, El Grande, dado que la religión entra a jugar un papel decisorio en la política romana, decreta el fin del paganismo e impone la religión católica romana como la religión oficial y con los parámetros establecidos previamente en los anteriores concilios para no dar lugar a las distintas derivaciones que aún persistían del cristianismo.

A partir de este momento la iglesia y gobierno se fusionan casi en una igualdad de poderes, aumentando la manipulación de los textos, añadiendo y desapareciendo todo lo que atentara contra sus propósitos de poder y enriquecimiento. Principalmente con la persecución a los judíos y aquellos no-judíos que practicaban la Torah (los Temerosos del Cielo o Bnei Noaj).

En el 393, aparece el “Nuevo Testamento” durante el concilio de Hipona.

En el 431, se inventa el culto a la VIRGEN.

En el 535, se inventa el concepto de “pecado original” durante el concilio de Cartago II, (Orbis Terrarum II) luego ratificado en el concilio de Trento.

En el 594, se inventa el concepto de PURGATORIO.

En el 610, se inventa el título del PAPA.

En el año 632 empieza la expansión del Islam, casi un siglo después de la muerte de Mahoma y se convierte en la causa principal de las guerras entre oriente y occidente.

En el 788, se imponen adoraciones a las deidades paganas.

En el 1079, se impone el celibato de los sacerdotes (palabra totalmente católica).

En el 1090, se impone el Rosario.

La primera Cruzada fue predicada por el Papa Urbano II en el Concilio de Clermont (1095), tras la conquista de Jerusalén por los turcos selyúcidas (1076)

En el 1184, se perpetra la Inquisición con el fin de "juzgar" a los herejes. Se da lugar a los temerarios Autos de Fe para obligar a los judíos y de otras religiones distintas al cristianismo a renunciar públicamente a su fe para salvarse de la muerte. Igualmente todos perdían sus posesiones y pasaban al exilio o la segregación en guetos. Esta práctica se mantuvo durante toda la edad media en donde se hicieron comunes las matanzas de judíos por ordenes papales.

En el 1190, se venden las indulgencias.

En el 1215, se impone la confesión de los pecados a los sacerdotes.

En el 1216, surge el cuento del terror del pan que se convierte en carne humana, basado en la mitología griega, invento del papa Inocencio lll. (El mismo que dio origen a la Inquisición).

En el 1311, se impone el bautismo.

En el 1439, se dogma el inexistente PURGATORIO.

En 1492 se dio el "descubrimiento" de América lo cual cambió totalmente la concepción del mundo en Europa y llegó la conquista a estas tierras con la imposición de los virreinatos y la expansión del cristianismo a sangre y fuego.

En el 1517, surge el protestantismo con los señores anti semitas Luthero y Calvino.

En el 1830, se inventan la teología dispensacionalista, también conocida como teología del reemplazo, creada por John Derby, una herejía que ha tomado forma en las actuales iglesias evangélicas, sobre todo en las de corte pentecostal.

En el 1854, se inventan el concepto de la inmaculada Concepción.

En el 1870, se impone la idea absurda de un papa infalible, inventando el concepto de contratación.


Lo más importante de este tema es constatar que toda esta historia de terror y ambición no concuerda, en nada, con el supuesto mensaje de amor y misericordia que se profesa en el cristianismo. Esta ambigüedad es la que la mayoría de la gente se da cuenta pero prefieren obviarla para dar paso a una serie de sensaciones, de experiencias emocionales que los lleva a creer "por fe" sin siquiera detenerse un momento a cuestionar, tal vez por el miedo infundado a que serán castigados en los lagos de azufre y candela del infierno, ya que las dudas al respecto de los dogmas o del mismo cristianismo serían producto de influencias "demoníacas" sobre la persona.

Es muy común escuchar, de boca de los líderes religiosos, que una cosa es el cristianismo histórico y otra cosa es el cristianismo teológico haciendo una separación entre lo que se predica y lo que verdaderamente sucede en el mundo.

Pero, definitivamente, la manipulación con el miedo y la tergiversación de las escrituras han servido más que suficientemente para someter a pueblos enteros durante generaciones. En donde lo religioso se ha vinculado con lo tradicional y lo cultural durante demasiado tiempo.

Es así como, por ejemplo, la creencia en un dios trinitario (tres dioses en uno solo) no es considerada por sus seguidores como idolatría. Así como aceptar la encarnación de dios, producto de un acto de adulterio, la incompatibilidad de los textos "sagrados", las contradicciones entre sus mismos autores, la enorme cantidad de doctrinas cristianas existentes -cada una enseñando su propia perspectiva- Todo esto y la casi anulación del uso de la razón hacen que el cristianismo de hoy en día no vea con buenos ojos el crecimiento de la enseñanza de la Toráh para los no-judíos mediante la difusión de los 7 preceptos de Noaj. En la linea de tiempo de la historia,  esto es algo que apenas está despertando.

Tratar de encajar el pensamiento racional con la teología del cristianismo es, sencillamente, imposible. Puesto que esta creencia no se fundamenta en un hecho real, comprobable y creíble, por el contrario, se auto-justifica con el pretexto de la fe (irracional) y por consecuencia, para la persona que abandona este camino de idolatría para ser un bnei Noaj lo mejor es no entrar en comparaciones ni tratar de encontrar fórmulas para hacer encajar la fantasía con la realidad.

El Rambam, Maimónides, escribió al respecto de Yesú, En lugar de traer paz y equilibrio al mundo, restableciendo a Israel causó que los judíos fueran perseguidos y asesinados por la espada, sus remanentes esparcidos y humillados, que se alterara la Torah y hacer caer en el error a la mayoría del mundo haciendo servir a otro dios antes que el Señor.

El papa actual sigue enseñando que la única religión válida es el cristianismo y Yesú es el único camino para alcanzar la salvación. Sin embargo hace tremendos esfuerzos para tener acercamientos con los distintos representantes de otras religiones, como judíos y musulmanes, para que haya un clima de no-tensión y cierto respeto por las diferentes de creencias.

Por el lado económico, para nadie es un secreto que los evangélicos y los altos clérigos han visto en la predicación de sus doctrinas una inmensa fuente de enriquecimiento que obviamente no están dispuestos a abandonar, así estén conscientes de todo este trasfondo con el que se ha manipulado a los pueblos.

(Cortesía de un shiur de la Comunidad Noajida Bnei Noaj Ecuador, dirigida por el rabino Tomer Rotem.)




























Comentarios